Turismo micológico: por qué razón coger setas es una vivencia imborrable

Cogordos, frecuentes en la provincia de Ourense y característicos por su elevada altura.
Llevo muchos años –bueno, muchísimos– sin ir a coger hongos. Yo de cría hacía una peculiar distinción entre hongos y setas. Las setas eran las que traía mi padre en primavera, envueltas en una gran servilleta de tela, para su consumo en casa. Pero en otoño, en el Valle del Roncal (Navarra) todo el mundo iba a coger hongos, en concreto, rebollones, también llamados níscalos, porque se pagaban muy bien.
Venían unos compradores de Barcelona, contrataban varias casas como intermediarias para la compra, y a diario se llevaban camiones enteros de hongos, limpios y bien envasados y presentados en barquillas de madera cubiertas con una fina malla de color naranja que avivaba su natural color. Partían de noche, y de madrugada estaban en Mercabarna. El señor Serafín –todavía recuerdo su nombre– los compraba en mi casa  y fue el primer hombre de negocios que yo conocí en mi vida. ¡Muchas cajas ayudé yo a envasar!
Esto, que parece la versión roncalesa de “Cuéntame cómo pasó”, se sigue haciendo, y ahora, además de níscalos se venden a muy buen precio otras clases de setas muy apreciadas en la cocina vasca, como los Boletus aereus (hongo negro o beltza).
Me vienen todos estos recuerdos a la cabeza ahora que comienzan en un lugar y otro de Galicia distintas actividades en torno al estudio de los hongos. Ignoro si en Galicia existe o existió alguna vez aquella misma actividad económica al por mayor que, por otro lado, poco o nada tiene que ver con la micología. Lo que sí puedo decir es que esta es una disciplina con cada vez más adeptos y que son numerosos los grupos de aficionados y asociaciones que se dedican a su divulgación.
La cosa no queda ahí y, en torno a las setas y hongos y su hábitat, hace unos años que el turismo rural de Galicia está buscando una fórmula de promoción y de desestacionalización, con paquetes específicos. De este modo, mediante jornadas micológicas, salidas organizadas al monte, degustaciones… se está poniendo en valor un producto silvestre de la gastronomía tradicional y, en general, el conocimiento de toda la riqueza de los bosques y espacios naturales de Galicia.
La estación ya está aquí, y los entendidos podrán deciros cómo están los montes y si han brotado las setas. Podéis contactar con sociedades micológicas, que ya han comenzado a organizar salidas a distintos puntos de Galicia.
Además, contáis con el programa de turismo micológico “A la búsqueda de la seta”, que desarrolla la empresa de turismo alternativo Meigalicia. A diferencia de ediciones anteriores, este año no cuenta con el patrocinio de Turgalicia, por lo que sus paquetes turísticos en establecimientos rurales se ofertan únicamente en A Costa da Morte.

Recomendaciones para salir a buscar setas: Tened en cuenta que existen especies venenosas, por lo que lo más sensato es ir acompañados por personas que las conozcan, pues además aprenderéis muchas cosas. Id, además, equipados con ropa y calzado cómodos, pues vais a andar por el monte, unas veces por senderos y otras entre los árboles.
¡Ah! Y si tenéis hijos, llevadlos: es una experiencia en contacto con la naturaleza que les aportará conocimientos sobre el medio ambiente que nunca olvidarán. Como, por ejemplo, la forma adecuada de coger setas, unas normas superbásicas que yo tampoco he olvidado:
1) Hay que utilizar una cesta de mimbre o un recipiente que permita su ventilación.
2) No se arrancan, sino que se cortan por el tallo con una pequeña navaja y se limpian en el sitio para que se diseminen las esporas y sigan reproduciéndose.
3) No destruyas ninguna seta, ni siquiera las venenosas, pues tienen su función en la naturaleza.
4) Tampoco cojas los pequeños, pues en unos días puede haber muchos más.
5) Los hongos se ponen en la cesta boca abajo, bien colocados, tratando de que no se rompan.
Por mi parte, solo me queda desearos una buena jornada micológica en Galicia, y animaros a que me la contéis.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
The following two tabs change content below.
Edurne Baines
Soy periodista. Cofundadora y directora de la editorial Belagua. Trabajo en proyectos editoriales centrados en la comunicación turística de Galicia, y desarrollo tareas editoriales, de comunicación y de creación y gestión de contenidos para todo tipo de publicaciones. Soy navarra, vivo en Vigo y adoro Galicia.

Hay 0 comentarios

¿Deseas hacer un comentario?





Recibir un mensaje solo si alguien responde a mi comentario.