Ruta por la huella de las mujeres de Vigo

Plaza de O Berbés, el antiguo pueblo pesquero del que nació Vigo.

Plaza de O Berbés, el antiguo pueblo pesquero del que nació Vigo.

Desde el pasado día 15 de diciembre, Vigo cuenta con una ruta turística en clave de mujer. Con la denominación “Ruta en Feminino Sons de Mulleres” (Ruta en Femenino “Sonidos de Mujeres”), y por iniciativa del movimiento feminista, se ha señalizado un itinerario por quince puntos de la ciudad, algunos de ellos espacios emblemáticos, en los que las mujeres han dejado su huella y su contribución a la identidad de Vigo, su desarrollo y su evolución.

Lleva, por lo tanto, por aquellos lugares en los que pervive la memoria de las mujeres que hacían la colada en los lavaderos públicos, trenzaban cestas de mimbre o vendían pescado en la ribera y sus excedentes agrícolas en las plazas del centro histórico.

Bajada de Poboadores, desde el Paseo Alfonso al puerto pesquero.

Bajada de Poboadores, desde el Paseo Alfonso al puerto pesquero.

Hablamos, por ejemplo, de un gran lavadero comunitario en la calle Poboadores, eje de la vida social de las mujeres, o de la plaza de O Berbés, con sus típicas casas marineras, estrechas —la medida de un remo— y con soportales, que lamentablemente presentan hoy en día un estado semirruinoso y esperan por su merecido plan de rehabilitación. Hablamos de la Estación Marítima, escenario de un éxodo migratorio que afectó por igual a hombres y mujeres a principios del siglo XX; de las calles Pescadería y Cesteiras, que sube desde O Berbés hasta el núcleo del Casco Viejo y es uno de los atractivos turísticos de Vigo, y de la céntrica plaza de la Constitución, presidida por una gran farola y rodeada de terrazas de bares y cafeterías.

Pero la ruta abarca más que estos espacios emblemáticos del pasado de Vigo, e incluye también lugares con sabor reivindicativo, como la plaza del 8 de Marzo, la Casa das Mulleres y el Centro de Documentación de Recursos Feministas, en el edificio histórico de la Biblioteca Central.

Estación Marítima de Vigo, con una estatua en bronce dedicada al emigrante.

Estación Marítima de Vigo, con una estatua en bronce dedicada al emigrante.

Y junto a ellos, puntos donde se recuerda la labor de las pedagogas Concepción Arenal, Ernestina Otero y Antía Cal y la de la primera mujer médica de Galicia, Olimpia Valencia —que abrió su consulta en la calle del Príncipe en 1928—, y un lugar de creación artística y literaria, como fue la imprenta de Juan Compañel, donde se imprimió en 1863 “Cantares gallegos”, de Rosalía de Castro, ubicada en el número 12 de la calle Real.

De este modo, la ruta ahora señalizada visibiliza y rinde un homenaje a todas las mujeres que individual o colectivamente fueron protagonistas de la historia de Vigo, ya fuera con su trabajo en el seno de la economía familiar, con su sabiduría y compromiso social o con su actitud de rebeldía política.

Este es el caso, por último, de dos mujeres que fueron víctimas de la represión franquista: Rosario Hernández Diéguez, “A Calesa” (Vigo, 1916-1936) y Urania Mella Marco (Vigo, 1900-Lugo, 1945), a las que se recuerda en la calle del Príncipe, donde se encuentra el edificio de la antigua cárcel de Vigo, hoy convertido en Museo de Arte Contemporáneo (MARCO).

Plaza de la Constitución, en el Casco Viejo, donde antiguamente tenía lugar el mercado.

Plaza de la Constitución, en el Casco Viejo, donde antiguamente tenía lugar el mercado.

La primera, afiliada a la UGT y vendedora de periódicos en esta céntrica calle, fue violada, torturada, mutilada y asesinada en un cuartel de la Falange y después fondeada cerca de las islas Cíes bajo una plancha de hierro. Y la segunda, presidenta da Unión de Mulleres Antifascistas de Vigo, alfabetizadora y maestra de piano, fue detenida con su marido por su trayectoria progresista. Los dos fueron condenados a muerte, pero a ella le fue conmutada la pena por doce años de cárcel, y murió un mes después de recuperar la libertad.

Después de conocer el espíritu que guía la Ruta “Sonidos de Mujeres”, en tu visita a Vigo ¿podrás abstraerte de las historias de las mujeres que participaron en su desarrollo económico, social, ideológico y cultural?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Hay 3 comentarios

  1. Javier dice:

    Eu como fillo de Vigo e nacido na rúa máis céntrica de Vigo como é Cachamuiña, e coñecedor do lavadoiro da rúa poboadores e todos os seus ámbitos recordo o campo de Granada onde se facían as feiras do gando antes de existir a Gota de Leite, a fonte da Falperra cando era auga de manancial, El barrio do Berbes, cando se facían aquelas festas preciosas cos seus xogos para os nenos as chamadas cucañas, cando as lanchas de pasaxe saían do peirao onde estaba Sanidade exterior. E moitas cousas máis, como me acordo cando empezaron a construír a rúa Camelias empezaron no campo de Granada, hai como boto de menos aqueles marabillosos anos.

  2. Javier dice:

    Bo traballo Ricardo, encántame este documento dedicado ás mulleres que deixaron pegada, que por certo foron moitas e o seguen sendo e min adora ás mulleres cada vez máis, debe ser polos anos.

    Buen trabajo Ricardo, me encanta este documento dedicado a las mujeres que dejaron huella, que por cierto fueron muchas y lo siguen siendo y yo adora a las mujeres cada vez más, debe ser por los años.

    • La historia oficial siempre habla de los “prohombres” de Vigo. Esta ruta les hace justicia, por fin, a las mujeres, unas más anónimas que otras, pero todas igual de relevantes para el progreso social y económico de la ciudad. Gracias por tu comentario, Javier

¿Deseas hacer un comentario?





Recibir un mensaje solo si alguien responde a mi comentario.