“Hidria Segundo”: un vapor para museo

Publicado en “Turgalicia. Revista para descubrir Galicia”. Núm. 6. Diciembre 2006-Marzo 2007
Jacobo Costas y Sesé Otero son una joven y entrañable pareja de O Grove (Pontevedra) que ha rescatado del olvido el vapor Hidria Segundo y lo ha convertido en una suerte de espacio de cultura flotante en el que tienen cabida actividades didácticas para escolares y todo tipo de eventos culturales para el público en general. Desde el verano recorre la costa gallega con una exposición sobre “La represión franquista contra los marineros gallegos”, dentro de los actos del “2006 Año de la Memoria”, instituido por la Xunta de Galicia.
Para sorpresa del público, la peculiaridad del Hidria Segundo (30 metros de eslora y 2,5 de calado) radica en que navega a vapor, gracias a una máquina de triple expansión de principios del siglo XX que puede contemplarse desde un pequeño alto en el interior del barco, que le permite alcanzar una velocidad media de 7 nudos, y que no produce ruido.
© Ricardo Grobas

“Lo que más curiosidad causa, tanto que a veces la gente no se lo cree, es que el barco navega a vapor. Y hay que explicarles que el vapor se genera con una caldera que funciona a gasoil. Esta sí es moderna, hubo que cambiar la antigua, pero la máquina es la original. Nosotros fuimos los primeros sorprendidos de que se conservara en buen estado, aunque tuvimos que restaurarla”, indica Sesé Otero.

Este antiguo aljibe –sucesor del Hidria Primero, de 1922–, que prestó servicios de abastecimiento de agua potable a otros barcos en el puerto de Vigo desde los años 60 hasta 1991, tiene velas en proa y popa para realizar determinadas maniobras. Con toda la cubierta de madera, en su adaptación a sus nuevos usos ha experimentado ciertos cambios en la estructura interna, como es el caso del acceso a la bodega o cántara –el lugar habilitado para desarrollar su actividad cara al público, donde se transportaban hasta 260 toneladas de agua–.
 
Patrimonio marítimo
Corría el año 1997 cuando sus actuales propietarios adquirieron el barco, abandonado desde 1991 en el puerto de O Berbés (Vigo) a un destino inexorable: el mismo año fue desguazado el Campaláns, y al año siguiente, el Roberto, compañero del Hidria Segundo. Con ellos, desapareció toda una generación de buques aljibes que abastecían de agua potable o de combustible –el caso del Campaláns– a mercantes y trasatlánticos, cuya actividad cesó con la entrada en funcionamiento del suministro desde el muelle.
Nueve años después de duros trabajos de restauración, incorporación de medidas de seguridad, conversión en buque de pasaje, pruebas de mar… e inimaginables e interminables trámites burocráticos, el Hidria Segundo es el único barco a vapor en funcionamiento en toda la Península Ibérica y una de las pocas pruebas vivientes del patrimonio marítimo de Galicia. Un aspecto éste del que están especialmente orgullosos sus propietarios porque –dicen– “ya no quedan barcos emblemáticos grandes que puedan ser recuperados. Desgraciadamente, la única posibilidad que le queda al patrimonio marítimo gallego son las réplicas”.
Con base en Porto Meloxo (O Grove), el vapor ha sido visitado este verano por cerca de 30.000 personas. Además, más de 1.000 escolares han participado en él en un taller lúdico y didáctico orientado al conocimiento del fondo marino, de los distintos tipos de pesca y de la comercialización del pescado en lonjas, así como a la divulgación de la importancia de la pesca sostenida.
Además de sus facetas como buque-museo y como contenedor de iniciativas culturales, el barco es otro recurso al servicio del turismo náutico, pues se alquila a grupos, de forma particular, para realizar travesías por las rías gallegas con sus cuatro tripulantes.
El Hidria Segundo se suma así a los ejemplos de iniciativas de recuperación del patrimonio marítimo gallego –material o inmaterial– surgidas en los últimos años, desde la creación de espacios museísticos específicos hasta la restauración o construcción de embarcaciones tradicionales o la recuperación de artes de pesca, de faros, canciones… La tenacidad de particulares y colectivos ciudadanos ha logrado, en muchos casos –y el del Hidria Segundo es uno de ellos–, la implicación institucional sin la que sus sueños, que actúan como excelentes dinamizadores del turismo, no podrían hacerse realidad.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
The following two tabs change content below.
Edurne Baines
Soy periodista. Cofundadora y directora de la editorial Belagua. Trabajo en proyectos editoriales centrados en la comunicación turística de Galicia, y desarrollo tareas editoriales, de comunicación y de creación y gestión de contenidos para todo tipo de publicaciones. Soy navarra, vivo en Vigo y adoro Galicia.

Hay 0 comentarios

¿Deseas hacer un comentario?





Recibir un mensaje solo si alguien responde a mi comentario.